Running

Mejor zapatilla running con amortiguación

mejor zapatilla running con amortiguación

La comodidad es el rey. La investigación biomecánica muestra que es menos probable que se lastime con un zapato que simplemente le resulta cómodo y confortable. El ajuste y la amortiguación juegan un papel decisivo, pero también el equilibrio adecuado entre estabilidad y flexibilidad. Al final, solo tú puedes sentir cuál es el mejor zapato para ti mientras corres. Confíe en sus sensaciones y busque la mejor zapatilla running con amortiguación.

Pero dado que la amortiguación tiene una influencia tan decisiva en la comodidad, le mostraremos a continuación las zapatillas de running actuales que están mejor amortiguadas. Una vez que haya hundido los pies en estos zapatos, es posible que no desee quitárselos en absoluto. Top para carreras relajadas.

Qué encontrarás en esta guía:

  1. TOP : Las 7 mejores zapatillas running con amortiguación
  2. Comparativa con las mejores zapatillas running con amortiguación
  3. Consejos y guía de compra

Las 7 Mejores zapatillas running con amortiguación

Las Boston siempre se han situado en algún lugar entre las zapatillas de competición de pura sangre (como las Adidas Adizero) y las cómodas zapatillas de resistencia (como las Adidas UltraBOOST). 

Las Adidas Adizero Boston 8 2019 dieron un paso hacia la comodidad por primera vez. La novena versión sigue los mismos pasos. Y eso debe entenderse en sentido figurado, porque la estructura básica del Boston 8 y el Boston 9 son completamente idénticas. 

Si tuvieras la opción de caminar con un solo zapato, podrías elegir las Adidas Adizero Boston 9 con la conciencia tranquila. Es lo suficientemente cómodo para carreras de resistencia más largas, pero también es muy divertido a velocidades más altas. La superficie, ya sea asfalto o grava, no importa. La entresuela proporciona una combinación exitosa de amortiguación y retroalimentación. Para nosotros es la mejor zapatilla running con amortiguación.

La versión número 22 del Gel-Cumulus es tan suave como lo ha sido en Asics durante mucho tiempo. La comodidad sigue siendo el foco de la popular amortiguación clásica japonesa. 

Se utilizó una nueva variante de la espuma amortiguadora FlyteFoam en toda su longitud. Esto hace que el zapato parezca un poco más ligero y reactivo que su predecesor. Además, existen, por supuesto, los elementos de amortiguación de gel habituales en la zona del antepié y el retropié. 

Gracias al material superior de malla suave, sin costuras y elástico en la zona del antepié, la lengüeta bien acolchada con cordones planos en la zona del metatarso y la solapa del talón, que está muy acolchada alrededor de todo el cuello, el pie se siente bien incrustado en el cúmulo.

«Asics está redefiniendo la comodidad», escribió un corredor en la hoja de prueba. Y la comodidad estaba realmente en las especificaciones: «Hemos revisado este factor», confirma el desarrollador de Asics, Mikko Simos. 

Para ello, se han realizado algunos cambios constructivos. Lo más notable: una capa muy flexible de dos milímetros de grosor de «Flytefoam Propel» se incorpora directamente debajo de la plantilla. 

Al mismo tiempo, se ha ampliado el elemento de amortiguación de gel semicircular en el área del hueso del talón de la entresuela. «Una sensación de rodar como una basura: la comodidad es en realidad aún mayor», informó un corredor de pruebas con experiencia en Nimbus. 

Sin embargo, hubo críticas aisladas en la prueba en relación a la posición más alta del pie en el zapato y el tacón más alto. «Eso tiene que gustarle», dijo un evaluador, «porque la sensación de correr es indirecta».

El Pegasus existe desde 1983 y es el calzado más vendido de Nike. Tan popular como es, siempre ha sido muy versátil. La 37ª edición no es una excepción. A diferencia de su predecesora, la entresuela, base de la funcionalidad para pisar, rodar y pisada, ha sido completamente revisada y hace que esta versión sea notablemente más suave y reactiva. 

Al integrar una correa de metatarso en el eje, el zapato se adapta a la forma del pie individual del usuario y, por lo tanto, proporciona un buen soporte con cada paso en el metatarso y mejora la comodidad de uso. 

En general, la zapatilla ofrece suficiente soporte para corredores de pie normales gracias a su amortiguación elástica, funciona igualmente bien en todas las superficies e impresiona por su gran apariencia. El Pegasus 37 es el todoterreno perfecto.

Saucony se mantiene fiel a su tradición de modelos y ofrece un zapato neutral en el mejor sentido: la comodidad de conducción se caracteriza por la suela muy flexible, la comodidad de amortiguación es muy alta. 

«PWRRUN» (pronunciado: Powerrun) es lo que Saucony llama esta mezcla muy ligera, que asegura una sensación de carrera suave, también para los corredores del medio y el antepié. 

Esto convierte a la Guide en un competidor interno de la Triumph mucho más difícil y en una alternativa a modelos como Adidas Ultraboost.

El Triumph 17 de Saucony es un clásico entre los zapatos de amortiguación, que cuenta con numerosos elementos revisados. Los más importantes incluyen el material de amortiguación llamado “PWRRUN +” y el sistema extendido “360 ° Formfit”. 

El nuevo material de amortiguación es un 25 por ciento más ligero que el EVA utilizado anteriormente y, según el fabricante, debería ser hasta tres veces más duradero. 

Según las constantes declaraciones de nuestros corredores de prueba, ofrece «excelentes propiedades de amortiguación, especialmente sobre asfalto». El material superior suave y particularmente adaptable también contribuye al juicio positivo. Es la más barata dentro de nuestra valoración como mejor zapatilla running con amortiguación.

La clase Comfort se ha establecido como el nombre de zapatos 1080. El modelo actual de esta serie reinterpreta el tema del confort. El predecesor ya fue elogiado por sus excelentes propiedades de amortiguación para el trébol verde. 

La entresuela de nuevo diseño hecha de espuma EVA mejorada puede hacerlo aún mejor. Es más voluminoso que su predecesor, ofrece una plataforma más ancha y sigue siendo flexible gracias a las ranuras flexibles bien colocadas. Sin embargo, el zapato se ha vuelto un poco más ligero. 

La construcción del balancín es notable: como una mecedora, la suela es curva. El pie rueda más fácilmente. El material superior de aspecto futurista ofrece mucho espacio en la zona de la puntera. 

El asiento del talón que fue criticado en el modelo anterior se ha mejorado con un nuevo diseño, sin embargo, el cuello de corte alto también puede rozar. 

>> Volver arriba <<

Comparativa de la mejor zapatilla running con amortiguación de 2021

Guía de compra ¿Qué zapatilla running con amortiguación comprar?

En busca de la mejor zapatilla running con amortiguación, te ofrecemos una serie de consejos sobre lo que debes saber antes de comprar una zapatilla running con amortiguación. Si quieres saber más sigue leyendo.

Consejos para elegir la mejor zapatilla de running con amortiguación

Elegir el calzado adecuado para correr no solo es importante para la salud de sus pies y cuerpo. Esto también afecta el comportamiento de ejecución en sí, por ello buscamos la mejor zapatilla running con amortiguación.

En este artículo valoramos las zapatillas con amortiguación, ya que muchas personas sufren de problemas estructurales en el talón que le ocasionan dolor al correr, ya sea una tendinitis del Aquiles, bursitis, espolón calcáneo etc. Con una zapatilla running con amortiguación, mitigara esos dolores al someter a esa zona a menos presión.

La amortiguación

Es una de las grandes obsesiones de las personas que hacen deporte sobre todo los que hacen running. Es una de las variables que más lesiones provoca.

¿Cuánta amortiguación se necesita dar en una zapatilla de running?

Depende el tipo de persona, de la superficie, de la técnica de carrera, del terreno donde de corra, de los movimientos propios del pie del corredor… también de si es una zapatilla para entrenar o para hacer competición.

  • Si es para entrenar ➡ más amortiguación que para competir.
  • Si es para competir ➡ menos amortiguación

La amortiguación se basa en disipar la energía, con lo cual parte de esa energía no vuelve al corredor. Esto hace que se necesiten otros elementos o estructuras que haya ese trabajo o que obtengan esa energía de otra manera. Si en competición se pasa la amortiguación, intervienen los músculos y los tendones y pueden dar lugar a patologías.

Un exceso de amortiguación también conlleva una inestabilidad, y por tanto un aumento de los movimientos. Esto hace que se necesiten estructuras que controlen ese exceso de movimiento.

Por ejemplo: cuando el material amortiguador está en el talón. En condiciones naturales el talón choca con la parte anteroexterna, si tenemos mucha amortiguación el pie va a ir a esa parte externa. Para controlarlo aparecen los músculos pronadores para sujetar que no haya ese exceso y pueden aparecer patologías como: periostitis tibial.

Si hay un exceso de amortiguación en las cabezas de los metatarsianos, a la hora de hacer el impulso los músculos que tendrán que trabajar más será el tríceps sural (en concreto el sóleo).

Sí hay un exceso de amortiguación en la parte anterior, se hunden las cabezas de los metatarsianos con lo que el soleo tirara más y por lo tanto se producirá una sobrecarga.

¿Cuánta amortiguación hay que dar?

La justa y necesaria para cada uno y en cada momento, lo que ocurre que esto a nivel comercial es complicado.

¿Cómo se ayuda en la amortiguación?

Se puede hacer de 2 maneras:

  1. Aumentar la capacidad natural: se trata de ayudar a la propia grasa que uno tiene. Tenemos 2 elementos básicos que son: la pronación y la almohadilla grasa plantar.

¿Cómo se aumenta?

  • Confinando la grasa: ser capaz de mantener toda la grasa del talón en un volumen pequeño.
  • Evitar que se aplaste

¿Cómo se hace?

  • Uso de contrafuerte externo en la trasera (aumento de la capacidad global).
  • Incorporación de cazoletas en la plantilla: esto también mantiene la capa grasa dentro de unos límites.

2. Suplementar esta capacidad: de manera externa se da más amortiguación. Se consigue fundamentalmente con los distintos tipos de densidad de los materiales que se ponen en la suela, entresuela o en la plantilla. Hay que poner menor densidad.

  • Materiales visco elásticos y encapsulados de aire o gel. Los de aire cada vez se usan menos, prácticamente nada porque son menos duraderos.

Anatomía de una zapatilla de running

¿Qué es el drop?

Es la diferencia en milimetros que hay entre la zona más alta de la entresuela por la parte del talón, con la zona más alta por la parte de los metatarsianos. Esto determina en muchas ocasiones el tipo de técnica de carrera.

drop

12 milímetros:

  • Aporta mayor amortiguación
  • Perdida de propiocepción natural
  • Mayor flexión dorsal del tobillo al inicio de la marcha, por eso hay lesiones como la periostitis tibial para aquellos que usan mucho drop.
  • Apoyo del talón más temprano
  • fuerzas de reacción menores

8 milímetros:

  • Útil parea la gente más experta, con una mejor técnica de carrera y con un IMC más bajo.
  • Favorece la transición de la pisada porque hay mayor propiocepción
  • Mayor rapidez en la carrera
  • Apoyo total del talón algo mas retrasado en el tiempo
  • Fuerzas de reacción mayores

0 milímetros:

  • Este drop requerirá que la persona tenga una gran musculatura posterior, un buen tríceps sural, tendón de Aquiles y mucho trabajo de la fascia plantar.
  • Son zapatillas minimalistas puras
  • Mayor sensación de propiocepción
  • Requiere una mayor técnica de carrera
  • Inicio del apoyo en la zona anterior del pie
  • Mayor fuerza de reacción del suelo

¿Qué es el upper?

Es la parte que protege al pie. La idea es que sea flexible, ayude a mejorar el efecto de vaporación del sudor, proteja y tenga una buena sujeción de manera que el cordonaje es muy importante.

El cordonaje corresponde a una línea que no sigue la horma del zapato, esto está diseñado así porque se ha comprobado que sujeta mas y ayuda al final de la carrera para dejar un poco mas de libertad y no causar rozaduras. En la zona del cordonaje también existen entradas en forma de sierras para que el cordón vaya en medio y sea más difícil que este se abra y se pierda sujeción.

Acampanado

Es la forma triangular que tiene la entresuela (será la zona blanca de las zapatillas). Sirve para hacer más rápido el movimiento de pronación del pie o más lento, controlar la pronación por la parte interna y dejar que sea más natural, todo esto depende de la localización que tenga el acampanado.

Refuerzos

Normalmente si tocamos la parte del talón del upper encontramos unos refuerzos. Sirven para controlar los movimientos a nivel del talón.

Suela

Es la parte que se pone en contacto con el suelo, por lo que tiene que ayudar en el momento de frenada cuando hay un primer apoyo del pie en el suelo (debe controlar el movimiento hacia delante para que el pie se asiente en el suelo).

En la parte posterior tiene unas hendiduras hacia dentro que sirve para quitarle eso a las zapatillas, como elemento ventosa para adatarse al suelo y ayuda a llevar las cargas hacia delante.

Este tipo de zapatillas solo se van a usar en asfalto donde no haya que agarrarse demasiado.

Siempre que la suela tenga un color más oscuro quiere decir que tiene más densidad y durabilidad.

Así es como probamos

Todas las zapatillas para correr han sido probadas en diferentes distancias entre 5 y 25 kilómetros. Se probaron en asfalto y en caminos de tierra.

Las zapatillas solo fueron clasificados para el uso recomendado por el fabricante, nos propusimos hacer pruebas en diferentes personas con distintos tipos de pie y distinto drop.

Espero que os haya gustado el artículo y no dudéis en dejar en los comentarios cual es para vosotras la mejor zapatilla de running para mujer.

>> Volver arriba <<


También te puede interesar

admin
admin
Ir arriba